miércoles, junio 09, 2010

¿Qué querés ser cuando seas chico?

Ese fue un chiste estúpido que escuché hace poco. Pero sí, es lógico, uno cuando es pebete quiere ser grande a toda costa. Yo por lo menos, odiaba ir a la escuela y pensaba: “Prefiero ser grande y hacer algo que no me gusta, pero que por lo menos me paguen”.
Después, cuando fui creciendo, me di cuenta de las ganas que tengo de ser un pendejo de mierda, otra vez. Cuando niño, todas mis preocupaciones se reducían a que la plata me alcance para la plastilina, o llegar temprano de jugar al fútbol para ver cebollitas. Eso es vida.
Asi que, como volver a ser chico no puedo, me propuse ser presidente.
Voy a arrancar la campaña política solo, por que el Luki no mueve el culo ni para bailar la lambada. Pero por ahí me lo llevo de vice, porque me cae bastante bien.
Mis primeros puntos para cuando sea presi, son:
- Nadie puede no mirar Lost. Salvo, los que les interese lo que pasa con el romance de Sawyer, Kate y Jack. Esos no solo que no la van a mirar, sino que serán encerrados con Marley en un Cajero automático. (Corregido: Nadie puede ver el FINAL PAUPÉRRIMO DE LOST)

- Las monedas de 5 ctvos. no existen mas. Se van a hacer billetes de 9,30 10,80 y de 3,20 3,80, para que los kiosqueros no te hagan quilombo por el cambio de las tarjetas magnéticas.

- A cada taxista que se haga el langa o dueño de la calle, se le pintará el taxi de rosa mosqueta, por 1 semana, y deberá hacer su turno con los labios pintados de verde.

- Se repartirá un control remoto en el cual cada uno podrá elegir si quiere que en ese mismo instante sea de día o de noche, verano o invierno (no, la primavera y el otoño no “esisten”, como Racing), etc. (No se si ser presidente incluye este tipo de adelantos técnicos, pero voy a ser presidente, asi que supongo que también puedo darle órdenes a Dios).

- Chau Reggaeton, Chau Tinelli.

Después de estas medidas me imagino muchos piquetes y cacerolazos en pos de ensuciar mi maravilloso nombre. Así que en ese momento voy a entrar en razón, y respetaré la opinión de las masas. Supongo que en éste país tan idiota en el que caminamos cada día, la medida que más va a molestar va a ser la del Cuervo Botón, por ello, va a haber un Cable paralelo dado en llamar “Mogolicable”, sin ningún mensaje subliminal, el nombre proviene de la sigla:

Muchos
Ombres
Gustamos
Oir
Las
Idioteces
del
CABLE.

La falta de H en la segunda palabra, es adrede para reforzar la idea.

Mogolicable Guide claramente se encargará de los actuales televidentes subnormales. La tapa de Mayo de 2010 sería la siguiente:




Después de sentirme un poco “demimentepatubarrio” y darle su merecido a quienes despiertan mi ira, continuemos en paz.

De la medida de los taxistas no creo que se queje nadie.

Anexo:

El otro día iba en un taxi y el loco me dice:

- Que solazo, eh?

- Si,- le respondí secamente. No fue por mala onda, es que era un viaje corto, y yo cuando hablo con los taxistas me re meto en la conversación, entonces después llego a mi lugar de descenso, y me tengo que quedar como 8 minutos más terminando la charla, con alguien que no conozco y probablemente no vea nunca más. No valía la pena por un viaje de 12 cuadras.

- Faaaa, que calo’. – Sonó mas cubano que Rosarino, pero no quise preguntarle nada.

- Si…- y para no ser tan seco, agregué- MAL boló.- Extremadamente sobreactuado para parecer macanudo.

- Yo me llamó Ulises, y puedo viajar en el tiempo.- Dijo sin preámbulos, aunque usted no lo crea, el taxista.

- Posta?

Frenamos en un semáforo en rojo, y me dijo:

- Si, posta, como dicen ustedes. Mirá…-

Me señaló el relojito que tiene la tarifa, y al grito de TRI TRI TRI, me subió 3 fichas. (Apretando un botón, obviamente) Acto seguido, se dió vuelta (ante me miraba por el espejo retrovisor), me guiñó el ojo y a boca torcida cual 7 de espadas en mano, y una voz bien Coco Basile, dijo:

- JOJOJAJAJA, visste pibe? Viajamos 3 minutos para adelante, TRI TRI TRI, JAJAJA.- No sólo que se reía muy fuerte y su piel se había tornado rojo Coca Cola, sino que me había recontra cagado.

- Señor, podría viajar en el tiempo para atrás así no me bajo y le rompo todo el tren delantero?- Le dije, calmadamente y con movimientos parsimoniosos.

- Después te lo descuento mostro. TRI TRI TRI.- Dijo, seriamente.

Nunca me lo descontó. Igual la anécdota valió más que 3 fichas.
Fin del Anexo.

Me entusiasma vivir en la casa rosada. Siempre me gustó el rosa. Me gustaría tener sacos rosas para dar los discursos. Rosa chicle. Si a los políticos ya los agarramos para la joda de movida, por ahí si me pongo un traje rosa doy lástima, ni ganas de gastarme van a dar.
En un curso que hice en Bruselas para ser presidente, me enseñaron el ABC de la presidencia. El lema era: “Distrae y vencerás”.
Entonces, un día me hicieron dar una ficticia conferencia de prensa:

Pregunta 1:
¿Por qué suben tanto los impuestos?
Querido pueblo, “Impuestos” viene de imponer, yo impongo, tu pagas, el paga, nosotros imponemos. Y subir, que decir de subir? “Sube, sube, bandera del amor”, que temazo, te extrañamos negra. Siguiente pregunta por favor…

Pregunta 2:
¿Para qué venimos al mundo?
No importa para qué venimos, hay que ser optimistas, la pregunta es adónde vamos. Vengan ésta noche a hacer previa para la casa rosada que yo pongo el escavio y vemos para donde arrancamos.

Pregunta 3:
¿El país va a mejorar?
Esperemos que sí, todo depende de que Diego encuentre una formación adecuada, y estudiemos bien a los rivales. Pero con Messi, yo creo que sí.

Me tengo que ir a una reunión, disculpe pueblo, nos vemos en otra vida brodas.
Me saqué 6 en la prueba, pero aprobé. Se aprobaba con 1. Así que que ya tengo título para ser presidiario…, perdón presidente.

Al cierre de éste post, inicio mi campaña política, espero atentamente ideas para ella. Y por qué no, inversores buena onda.
Saludos, “La casa está en Once”.


Compartir

18 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home